CONSEJOS

Mi segundo consejo

La danza, como la mayoría de las disciplinas artísticas, busca dar la impresión de que lo que se está bailando es lo mas fácil del mundo, no queremos que el público pueda ver el esfuerzo realizado tras cada movimiento, solo queremos que vean la belleza y plasticidad del mismo, pero sin embargo, cuando alguien decide tomar clases de danza, se da cuenta que lo que ha visto como público en el escenario parece muy fácil pero ahora que tiene que ejecutarlo como alumno es altamente difícil y requiere grandes dosis de trabajo, esfuerzo y dedicación durante años. Quien crea que en pocos meses podría hacer lo que ha visto en un escenario se equivoca, tiende a decepcionarse y a desesperarse, abandonando las clases mucho antes de lo que debiera.

En este momento, es cuando el profesor debe tratar de motivar al alumno y explicarle el proceso que ha iniciado y las pautas a seguir, hacerle ver que en este arte no se hacen milagros en unos meses, sino que necesita años de preparación y experiencia pero que los resultados van a ser gratificantes.

La danza requiere, ante todo, gusto y pasión por la misma, no puedes forzar a nadie a realizarla ya que no disfrutaría de la actividad y podría llegar a aborrecerla.

Por eso quiero dar unos consejos:

 

.-No seas perezosa: hay que asistir a clase todos los días que te corresponden (salvo por motivos mas que justificados). Si faltas a una clase no puedes pedirle apuntes a tus compañeros para ponerte al corriente, no hay manera, de que tu cuerpo aprenda lo que no aprendió en esa clase perdida. Decía mi profesora: “Una clase que se pierde, se pierde para siempre”.

.-No pongas excusas: Los amigos, el novio, los exámenes etc.

En el día hay tiempo para todo si sabes gestionarlo y la clase de ballet te puede servir para despejar la mente de tanto estudio y relajarte para volver a retomar los mismos con más frescura. Los amigos de verdad y el novio-a que te quiere, no se pierden porque vayas unas pocas horas a la semana a tus clases de danza.

.-Trata de tener buena relación con tus padres y familiares porque ellos son los que se sacrifican para que vayas a clase y los que te apoyan en esta tarea.

.-Intenta no acomplejarte por tus defectos ya que no hay nadie perfecto y con trabajo y tesón los corregirás, hay que aceptarse a si mismo como uno es.

.-No tratéis de llevar ningún tipo de dieta, tener una alimentación variada, sana y suficiente para el cuerpo de cada uno.

.-En tus ratos libres, si es que los tienes, practica lo aprendido en clase y repasa las técnicas básicas.

.-Aunque esté feo que lo diga yo, aprovecha la sabiduría y el conocimiento de tu profesores de danza, sigue sus consejos, confía en lo que te dicen y haz caso a sus sugerencias, no te pongas a la defensiva cuando tu maestra de baile te critique o te corrija, al contrario presta atención e intenta mejorar, lo hace por tu bien.

.-Haz ejercicios de estiramiento todos los días, te dará mas flexibilidad y te ocupara solo unos minutos de tu tiempo, ya sabes que cuanto mas flexibilidad poseas mas posibilidades tendrás de bailar mejor.

.-Ve videos y películas de danza e intenta aprender de lo que ves.

.-Respeta tu cuerpo en todo momento, es imposible mejorar en el baile sino respetas el instrumento básico que es tu cuerpo, por eso necesitas tus horas de sueño, relajación y un buen cuidado del mismo. Aunque practicar mucho es importante para bailar mejor, no caigas en la trampa del exceso, todo tiene que ser en su justa medida.

.-Celebra tus logros y tus avances aunque sean muy pequeños, si solo estas pendientes de tus errores y fallos y no celebras tus virtudes en el baile, corres el peligro de perder la ilusión por el mismo.

.-No te compares con nadie, ni para bueno ni para malo, tu eres tú y solo tú y tienes que bailar porque te gusta y porque lo sientes si hay algún compañero que consideres que lo hace mejor que tú dale la enhorabuena y aprende de él en vez de envidiarlo, y si hay quien lo hace peor que tú, ayúdale a avanzar y no te rías de sus defectos porque mañana te puede pasar a ti.

 

 

 

Mi primer consejo

En este mi primer consejo, me gustaría que supierais cuantos beneficios tiene esta disciplina, posiblemente algunos de ellos desconocidos por vosotros, y que hacen de ella una de las mas importantes para practicar, pero también quiero aconsejaros que tengáis cuidado a la hora de elegir el lugar y la persona que va a impartir esas clases a vuestros hijos porque existen infinidad de falsos profesores.

El ballet, además de arte, es un ejercicio que cuenta con múltiples y positivos beneficios, tanto físicos como psíquicos, para los niños.
Entre sus ventajas a nivel físico están:
Estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, favorece la eliminación de grasas, contribuye a corregir malas posturas, ayuda a ganar elasticidad, ejercita la coordinación, la agilidad de movimientos y el equilibrio, Colabora en el desarrollo muscular y la forma de la columna, Ayuda al desarrollo de la psicomotricidad, a la agilidad y coordinación de los movimientos, permite mejorar el equilibrio y los reflejos, puede ayudar a corregir problemas como el ‘pie plano’. (Con el ballet, las posiciones que adopta el pie durante la clase, la mayor parte del tiempo arqueado, pueden hacer que poco a poco se corrija el defecto), es una buena técnica para combatir la obesidad infantil y el colesterol, desarrolla la expresión corporal, el oído y la memoria.
Pero si los beneficios físicos del ballet son numerosos y variados, lo positivo a nivel psíquico es si cabe, más importante :
El ballet es un ejercicio que exige y enseña disciplina tanto física como mental, ayudando en el desarrollo de la personalidad de los niños ,desarrolla la sensibilidad de los pequeños, permitiendo que fluyan sus sentimientos con total libertad, ayuda a la socialización de los niños más tímidos y a superar esa timidez, relaja y libera adrenalina, mejora la autoestima y reduce síntomas de estrés o ansiedad, aumentando la confianza del niño en sí mismo.

Pero todo esto tiene que desarrollarlo un verdadero profesional de la danza, que reúna todos los requisitos necesarios para impartir clases. Me causa profunda inquietud el intrusismo profesional que va en aumento día a día, por eso pido a los padres que tengan intención de llevar a sus hijos a dar clases de danza, en cualquiera de sus modalidades( clásico, Español, contemporáneo, flamenco ect) que exijan la titulación oficial expedida por el ministerio de educación ( no olviden que la danza es una carrera universitaria como Medicina, Derecho o Arquitectura ) y que no se dejen engañar por falsos profesores, ya que están arriesgando la salud de sus hijos .
Hoy día, se imparten clases de baile en cualquier lugar ( asociaciones, colegios, centros, academias ect) esto es bueno porque quiere decir que el baile es una disciplina que gusta y que está demandada, pero el gran problema es que en la mayoría de los casos está impartido por personas sin la mínima preparación y sin ninguna titulación y esto es muy peligroso ya que estas poniendo en riesgo su salud y su bienestar. Cuantas veces hemos oído a un padre o madre decir: “ La llevo allí porque me coge cerca de casa “, o “ voy a tal sitio porque es mas barato” o “ llevo a mi hijo-a allí porque van los amigos”, pero sin embargo les da lo mismo quien imparta las clases y cual sea su preparación o curriculum. Pero lo que no saben es que cualquier ejercicio mal hecho puede ocasionarle al alumno un problema de salud importante, quizás no inmediato ( que también pudiera serlo ) sino futuro, por eso cuando los niños o niñas van cumpliendo años y dicen que le duele la espalda, las rodillas o cualquier otra cosa, bien pudiera ser consecuencia de esas clases mal dadas por profesores de baile que no lo son ,y que con el paso de los años van apareciendo esas dolencias sin saber de donde y porque. Tener en cuenta que cuando una va a recibir clases de baile, lo suele hacer a edades muy tempranas, en los años en los que el cuerpo de ese niño se está formando y por eso es imprescindible que quien ayude a esa formación sean personas cualificadas para ello por su experiencia y estudios previos porque ¿ Cuando su hijo enferma lo lleva al veterinario o al médico? ¿Cuando quiere construirse una casa se la dirige un arquitecto o un dibujante?.